El arte como prueba

“Porque creo que el artista, como quería Joan Miró, debe plantearse su tarea desde la mayor de las ambiciones, con todo el orgullo posible, para ejecutarla con la mayor de las humildades, desde la convicción de que, casi siempre, el territorio del arte es el fracaso.”

Quimera (Julio-Agosto 2009)
Ricardo Menéndez Salmón

Quimera es una revista con muchas letras. Esta perogrullada es, sin duda, lo que mi primo pensaría de esta revista literaria -de hecho, es lo que dice cada vez que le mando un mail y no se lo lee-. Entre las letras de Quimera suele haber información interesante, a veces cierta petulancia -bien documentada, eso sí-, y en otras ocasiones joyas capaces de resumir años de estudio en unas pocas páginas. Creo que esto último es lo que ocurre con el artículo que acabo de extractar, de Ricardo Menéndez Salmón, publicado en el número doble de verano.

A Menéndez Salmón le he leído otros artículos, pero creo que en éste ha estado especialmente sembrado. Ya sabemos que es un autor al que tengo en gran estima -a partir de un párrafo suyo se me ocurrió la idea de funcionamiento de este blog-, y el interés con el que leo lo que escribe es siempre, por tanto, el máximo.

En este artículo, titulado de forma un tanto académica “Hacia una poética de la decantación”, el autor asturiano realiza una bien armada reflexión sobre el papel de la novela o la literatura en el mundo y la historia. “Una vez la filosofía ha fracasado en su empeño por captar la totalidad”, asevera Salmón, la novela “se convierte en una suerte de gran cedazo que, por decantación, es capaz de retener en su fondo los posos decisivos de nuestra conciencia y los ejes axiales que vertebran la contemporaneidad”. O sea, que es en los posos de la literatura donde, por encima de cualquier otro arte o ciencia, mejor podemos vislumbrar los rasgos característicos de una época.

“Si mi hija me pidiera algún día que le contara cómo era la España en la que su padre pasó sus primeros años”, continúa el autor, “le diría que leyera una novela, por ejemplo Romanticismo, de Manuel Longares. Si mi hija me pidiera algún día que le contara cómo era la España en la que ella nació, le diría que leyera una novela, por ejemplo Crematorio, de Rafael Chirbes. Si los extraterrestres algún día quisieran saber a qué se parecía este planeta llamado Tierra durante el siglo XX, no les invitaría a que escucharan la música de Shostakóvich o la de Joy Division, sino a que leyeran las novelas de Kafka o las de Kureishi.”

Parece mentira que, en dos páginas, haya tres referencias que me resultan imprescindibles y me quede la sensación de que me dejo mucho por contar. Es una muestra de lo condensado de este artículo.

Para los que os interesa de verdad la literatura -que sois todos los que habéis llegado hasta aquí, me imagino-, os aconsejo que busquéis la Quimera de julio y agosto y leáis a Menéndez Salmón. Si la compráis, mejor, así damos dinero -siete euros- para que una de las publicaciones literarias de mayor calidad siga funcionando. Si, de todas maneras, a alguno le jode gastarse el tercer cubata del sábado en cultura, que la pida a la biblioteca pública del barrio y entre todos pagaremos, gustosos, esta necesaria adquisición.

 

Anuncios

8 Respuestas a “El arte como prueba

  1. ¿Qué tiene el señor M-S contra Joy Division? Lo que el tiene que preguntarse es : ¿Si tengo este talento, cómo me ha salido mi última así de regular"?

    Me gusta

  2. Me hace gracia ver que no soy la única, que supersalvajuan me comprende con Joy Division…De ese fragmento de M.S no logro comprender la defensa del exclusivismo de la literatura como espejo de la realidad.Yo, de hecho, a los ofnis que ayer vi en Belascoain les recomendaría "Esperando a Godot"+ Closer (Joy Division) + Rothko o Munch +Giacometti+ La delgada línea Roja + te pegas un tiro pero esto es lo que sale en mi espejo.Saludos a tu primo que seguro nos está leyendo.

    Me gusta

  3. Zaberio: muy buenas tus notas sobre la literatura y el arte, dignas de un gran lector. En mi país hubo un gran lector que se llamó Jorge Luis Borges. ¿Lo leiste?, te lo recomiendo.¡Un abrazo!

    Me gusta

  4. Uy, Hernán, qué cosas dices! Ya me he puesto rojo otra vez.

    Me gusta

  5. Es el segundo post que leo en poco tiempo que pone por las nubes a Menéndez Salmón, un autor al que desconocía hace apenas un mes (qué ignorante me siento).Eso sí, lo añado a mi lista.

    Me gusta

  6. Zaberio: me he hecho seguidor de tu blog. Espero que te des una vuelta por el mío. Leí la nota sobre Borges muy buena. Te recomiendo otro escritor argentino también muy bueno: Juan José Saer. ¡Un abrazo!

    Me gusta

  7. Otra cosa, si te gusta mi blog, te propongo intercambiar enlaces.Hasta pronto!!!!

    Me gusta

  8. Me parece que el primer post fue el que yo le dediqué en mi blog. Observo que también a tí te gusta así que me compraré el ejemplar de Quimera y leeré con calma los post que le dedicas a uno de mis autores de cabecera.

    Me gusta

Si dejas un comentario el post mejora muchísimo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s