II. Escribir sobre libros y disfrutarlos más

Entrada donde continúo justificando mi vuelta al ruedo de los blogs. Como si hiciera falta.

Mi viejo blog llevaba dos años en activo y murió hace unas semanas.

Creo que no me he explicado bien: mi blog no murió, lo dejé morir. Y eso estuvo mal.

El antiguo Vividor de otras vidas fue mi diario de viaje literario. En él recogí los libros que leía, los de hacía meses que había leído, los que releía y los que decía que releía pero realmente solo había ojeado en diagonal. En fin, trabajé y me esforcé en reflexionar, escribir y reescribir sobre los libros que me apetecía recordar.

Y pronto me di cuenta de que los libros eran mejores cuando los llevaba al blog. Leerlos había sido provechoso, llevaba toda la vida haciéndolo; pero reflexionarlos, escribir y reescribir sobre ellos los llevaba a otra dimensión en cuanto a profundidad y detalle. El blog, con este enriquecer mis lecturas, me recompensaba el esfuerzo de la mejor forma imaginable.

Sobre los comentarios

Pero, además, mi diario de viaje literario se veía en internet. A diferencia de todo lo demás que he escrito, que se ha quedado en el cajón o ha salido a ojos de personas muy cercanas, el blog era visto por gente de todas partes del mundo. Desde que puse el contador de visitas hasta que murió, el antiguo Vividor de otras vidas alcanzó algo más de 33.000 visitas, y en los meses de más actividad se llegaron a superar las 3.000.

No sé cuántos de esos 33.000 pinchazos leyeron lo que allí ponía, quizás fueron visitas que llegaron por error -me consta que muchas fueron así-, pero sé que en más de 500 ocasiones alguien se sintió interpelado con lo que yo escribía, redactó un comentario, y lo envió. Así de fácil. Así de importante. Esa acción tan simple convertía lo que yo había escrito en algo valioso, aunque solo fuera para mí mismo. ¡El antiguo blog recibió más de 500 comentarios, casi todos de personas a quienes no conozco! Se trata del proyecto en el que más energía y corazón he puesto y, sin duda, el que más satisfacciones me ha regalado.

Razones hay, vemos, para volver al blog. Quizás la más importante sea la que dijo en su día Federico García Lorca“Escribo para que me quieran”.

Anuncios

Una respuesta a “II. Escribir sobre libros y disfrutarlos más

  1. Todos tendemos a justificar lo que hacemos (yo el primero!), pero creo que lo que verdaderamente tendríamos que justificar es lo que dejamos de hacer. Así que adelante por favor sin más preámbulos, estoy impaciente por conocer tus opiniones literarias. Y desde mi humilde opinión, es un acierto que hayas decidido centrarte en la literatura más reciente, aunque también resulte más arriesgado que tirar de clásicos.

    Me gusta

Si dejas un comentario el post mejora muchísimo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s