Céline – Viaje al fin de la noche (I)

“Nuestro coronel sabía quizá por qué disparaban aquellos dos, los alemanes quizá también lo sabían, pero yo, verdaderamente, no lo sabía. Por mucho que buscara en mi memoria, ningún mal había hecho a los alemanes. Siempre fui agradable y educado con ellos. Conocía un poco a los alemanes, incluso estuve en la escuela, en Alemania, de pequeño, en los alrededores de Hannover. Había hablado su lengua. Entonces eran una masa de pequeños cretinos vociferantes, con ojos pálidos y furtivos como los de los lobos. Después de la escuela íbamos a los bosques de los alrededores a meter mano a las chicas, y también tirábamos a la ballesta y a la pistola, que comprábamos por cuatro marcos. Bebíamos cerveza con azúcar. Pero de eso a matarnos, sin más explicaciones y en medio de la carretera, había un margen, incluso un abismo. Demasiada diferencia.”

Viaje al fin de la noche (1932)
Louis Ferdinand Céline

Releo trozos de la obra maestra de Céline, fragmentos que tenía señalados mucho antes de pensar en hacer un blog, y voy recordando todo lo que me hacía pensar este autor. Tiempo después me enteré de que le acusaban de antisemitismo, y la verdad es que no me he preocupado en comprobarlo. Al margen de eso, los fragmentos son interesantes.

Los iré poniendo poquito a poquito, sin mucho comentario, porque es más interesante lo contenido en estas pequeñas píldoras que el libro entero. Si Stefan Zweig no hubier escrito su autobiografía, El mundo de ayer, este libro de Céline sería mi preferido sobre la primera mitad de siglo en Europa.

Este párrafo habla sobre comienzos de la Primera Guerra Mundial. Supongo que así me sentiría yo si me tocara participar en alguna de estas guerras que siempre caen lejos, aunque estés en medio de ellas. ¿Pensamos lo mismo?

Más extractos de Viaje al fin de la noche en:

Parte I – Sobre la guerra
Parte II – Sobre los jefes
Parte III – Sobre la corrección política
Parte IV – Sobre la botánica
Parte V – Sobre Nueva York

Anuncios

10 Respuestas a “Céline – Viaje al fin de la noche (I)

  1. Échale una ojeada al Pentateuco de Isaac o a Noche sin Fin o incluso a 2666, el último capítulo. Cuando acabas te da una risa esto de la crisis que no veas.Tomo nota de Celine.

    Me gusta

  2. No he terminado de leermelo porque justo coincidió con un momento de mi vida en la que estaba un poco chunguilla y la verdad es que me quiero volver a poner con él, para terminarlo, porque me estaba encantado. Tiene una de mis frases favoritas: "Invocar la posteridad es hacer un discurso a los gusanos"

    Me gusta

  3. ¡Por fin uno del que puedo hablar desde la experiencia!Aunque lo que te vaya a recetar sea una peli… Que no te puedes perder… Le conseguenze dell'amore de Paolo Sorrentino. Un peliculón por muchos motivos, que casualmente incluye una cita del libro de Cèline (que yo me leí en italiano, tengo valor!). A ver si la encuentro en castellano y te la paso, aunque las similitudes entre Bardamu y el ptrota de esta peli, Tita di Girolamo, son poco casuales.No te la pierdas… Cuando la veas hablamos… 🙂

    Me gusta

  4. ¿Cómo no acordarse de esos famosos primeros capítulos de Viaje al fin de la noche? Luego lo cierto es que la obra, al menos para mí, se vuelve un poco cuesta arriba y nunca he conseguido llegar al final, pero el principio, que he leído unas cuantas veces, es glorioso

    Me gusta

  5. Miguel: tienes razón, al final el libro se hace más espeso y lento, sobre todo en el retorno de Bardamu a Francia, pero antes nos deja perlas como la que he puesto, la que ha señalado Madame Tafetán y muchísimas otras que iré señalando.La verdad es que me apetece, de este libro, más que hacer comentarios sobre él, extraer fragmentos que nos sirven. Lo iré alternando con El retrato de Dorian Grey, otro compendio de pequeñas punzadas a la razón.Kupka, gracias por la recomendación. Buscaré la peli en castellano, porque mi comprensión de la lengua de Berlusconi no va más allá de compartir gustos en cuanto a las chicas -no así en cuanto a los métodos para atraerlas-.Juan Ignacio: te haré caso con 2666 porque uno de los pecados que tengo es no haberlo leído todavía. Y eso que Bolaño me gusta, pero aún no me he puesto con su gran -por extensa y por calidad, se ve- obra.Gracias a todos por comentar. Pensé que esta entrada tendría menos interés que otras, por no hablar sobre ningún autor de culto moderno ni ir de acuerdo con las teorías actuales sobre lo políticamente correcto. Un día me extenderé a ese respecto, que me parece un tema interesante.

    Me gusta

  6. Tienen que leer el final, aunque como mencionan, se vuelve un poco denso y dificl de seguir, creanme que es uno de los finales mas salvajes e inesperados que puedan leer.

    Me gusta

  7. Pingback: Céline – Viaje al fin de la noche (V) | Vividor de otras vidas

  8. Pingback: Céline – Viaje al fin de la noche (II) | Vividor de otras vidas

  9. Pingback: Céline – Viaje al fin de la noche (IV) | Vividor de otras vidas

  10. Pingback: Céline – Viaje al fin de la noche (III) | Vividor de otras vidas

Si dejas un comentario el post mejora muchísimo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s